OLED vs LED. Esta es la comparativa que erroneamente realizan muchos consumidores en la actualidad a la hora de comprar una TV. Sin embargo, para cumplir los requerimientos de un usuario, las preguntas que debe hacerse el comprador son otras.

Oled vs LED. Qué televisor elegir

Avances tecnológicos en 20 años

La tecnología aplicada al entretenimiento del hogar se mueve por ciclos, más rápidos en el campo del vídeo que del audio. Desde la irrupción de los primeros televisores planos LCD en el mercado a finales de los años 90, la tecnología de nuestros televisores ha vivido un rápido ciclo evolutivo hasta hoy que aún está lejos de terminar.

Mientras el televisor CRT (TV de tubo de rayos catódicos) ha sido la tecnología única empleada en televisores desde los años 30 hasta prácticamente la década de los 90, desde la irrupción de los televisores LCD planos a mediados de los 90, la tecnología televisiva ha experimentado un Boom impresionante que ha coincidido con la sustitución de toda la tecnología analógica por la digital.

Así pues hemos experimentado la aparición de múltiples tecnologías televisivas  y exagerados avances tecnológicos en apenas 20 años: TFT, LCD, Plasma, LED, Oled… con nuevas tecnologías, vislumbrando en el horizonte como el Microled.

Hemos visto cómo la resolución de nuestras televisiones han saltado (en modelos europeos) de los 720 x 576 píxeles máximos a los 1280 x 768 píxeles de los primeros televisores en alta definición, después los televisores FullHD o 1920 x 1080 píxeles hasta los televisores UHD actuales 3840 x 2160 pixels

Han desaparecido los conectores tradicionales analógicos de video compuesto, euroconectores, etc. sustituidos por conexiones digitales HDMI. Hemos presenciado la aparición y estandarización de televisores “inteligentes” smart TV con sistemas operativos como Tizen, WebOS o Android TV. y presenciamos continuamente nuevas tecnologías que mejoran la calidad de visión que ofrecen las pantallas de televisión como Tecnología Quantum Dot, alto rango dinámico HDR, etc.

La tecnología televisiva ha evolucionado más en 20 años que en los 60 anteriores y se encuentra en plena efervescencia.

¿Qué televisor es mejor para mi?

Llegados a este punto, hay que hacerse la pregunta correcta, que no es preguntarse si es mejor OLED vs LED, las 2 tecnologías predominantes del momento. La pregunta que debe hacerse siempre todo aquel que vaya a comprar un televisor es ¿Qué televisor es mejor para mis necesidades? Y es que gran cantidad de publicaciones tecnológicas hoy en día siempre van enfocadas a realizar reviews de sus prestaciones tecnológicas globalmente sin pararse a indicar cuál es mejor para cada tipo de usuario. Por lo tanto, veamos unos ejemplos del tipo de preguntas que tenemos que realizar al vendedor cuando compramos un televisor:

  • Quiero un televisor todoterreno: ¿Qué televisor es mejor para un uso familiar con niños que ven canales de TV de dibujos gran parte del día?
  • Quiero un televisor para que mi marido/mujer y mis hijos puedan buscar rápidamente vídeos en youtube: ¿Cuál tiene una SmartTV rápida y fácil para esto?
  • Soy muy cinéfilo: ¿Qué tipo de televisor es mejor para ver cine?
  • Soy muy gamer: ¿Qué tipo de televisor es el mejor para jugar a vídeo juegos?
  • Tengo un Bar: ¿Qué televisor es mejor para ver en un bar con mucha luz y que se vea bien desde muchos ángulos diferentes?

Esto es solo un ejemplo de la mentalidad con la que tienes que afrontar la compra de un producto. Por tanto, una vez que conocemos nuestra prioridades, trataremos de buscar el mejor televisor que se ajuste a nuestras exigencias tomando como primer requisito, el más importante de nuestra lista.

Veamos cómo se traducen estas preguntas con algunos ejemplos:

  • Si quiero disfrutar del mejor televisor para jugar a juegos, la característica del televisor en la que me tenga que fijar será la del input lag (latencia de entrada). Una latencia buena puede ser toda aquella que baje de los 30 milisegundos.
  • Si soy muy cinéfilo, puede que me interese un televisor OLED, dado que tiene una capacidad sobresaliente para mostrar negros profundos y altos contrastes además de verse perfectamente en la oscuridad. También me podría fijar en pantallas LED con panel VA frente a los paneles IPS, dado que las VA ofrecen mejores contrastes además de negros profundos.
  • La TV va a tener muchas horas de uso diarias y la usarán durante gran parte del día otros miembros de mi familia. Tengo miedo que hagan un uso más descuidado de la pantalla que yo por lo cual puede que me interese no jugármela con OLED por posibles retenciones de imagen o quemazón de pantalla y comprar una buena pantalla LED.
  • Si tengo un bar y quiero una pantalla muy grande además de económica, un televisor LED con panel IPS puede que sea la mejor elección dado que estas pantallas ofrecen por lo general un ángulo de visión excelente.

Pero, ¿y qué ocurre si quiero un televisor para disfrutar de mi colección de cine en bluray o bluray uhd y además sé que va a tener un uso intensivo familiar? En ese caso tenemos que buscar la pantalla que reúna estos requerimientos aunque no sea la mejor en cada aspecto. Un buen panel VA con tecnología QLED de Samsung puede que sobresalga en ambos aspectos.

¿Qué ocurre si no sabemos elegir el producto adecuado?

En mi experiencia particular, me he encontrado muchas veces con usuarios que me han preguntado si es mejor que compren un ordenador portátil o un sobremesa. Como profesional, puedo explicarle las diferencias en las prestaciones de cada tipo de producto así como su relación potencia/precio, etc. pero es el comprador quien sabe en qué tipo de situación va a utilizar el ordenador y qué tipo de uso le va a dar: si va a usarlo siempre enchufado, si requiere tener movilidad, si lo va a utilizar para ofimática, para gaming, etc.

Lo que ocurrirá si no sabes cómo afrontar correctamente una compra es que será el vendedor el que decida el producto por tí y esto es algo que hay que evitar a toda costa.

¿Entonces, cuáles son los consejos básicos a seguir?

  • Hazte un “checklist” (lista de requerimientos) que quieras que tu TV cumpla y comienza a preguntar al vendedor por cada uno de esos requerimientos empezando por el aspecto más importante para tí.
  • No dejes que un vendedor controle la situación y te lleve a comprar un televisor que en realidad no querías.
  • Si un televisor lleva unos meses en el mercado y lo tienes fichado, mírate unas cuantas reviews del mismo modelo antes.
  • Si vas a comprar el televisor por internet pero puedes ver el televisor in situ antes en un centro comercial que sepas que tenga un modelo concreto expuesto, no pierdas oportunidad de verlo en persona antes.
  • Recuerda que nadie mejor que tú, sabe lo que necesita. Si crees que no tienes ni idea y prefieres dejarte aconsejar, al menos indica al vendedor cuáles son tus prioridades: Ver deporte, ver cine, TV todo terrerno, para un bar, para jugar a juegos, etc.

Conclusión OLED vs LED. ¿Entonces, cuál es mejor?

A la pregunta que encabeza el artículo, la respuesta es sencilla: NINGUNO es mejor. Olvídate de la guerra OLED vs LED. Ninguna tecnología es mejor en términos absolutos. Al menos no en 2018. Veremos como evolucionan ambas tecnologías o si una tecnología nueva como MicroLED se abre camino. Tus necesidades y requerimientos te indicarán el televisor a elegir.

Televisores Recomendados:

Echa un vistazo a estos enlaces con dos de los modelos de televisor que recomiendo a precios asequibles.

Samsung QE55Q6FN 55″ QLED UltraHD 4K: Uno de los mejores televisores todo terreno que puede encontrarse a precios por debajo de los 1200€. Alto contraste, negros profundos, baja latencia para videojuegos y cero posibilidades de sufrir retención de imagen. Una elección segura para obtener lo mejor de ambos mundos.

LG OLED55C8PLA 55″ OLED UltraHD 4K: Un televisor OLED para ver cine en condiciones de excelencia a precios de gama media. Latencia baja y ángulo de visión insuperable.

 

Si te ha gustado este artículo, sigue más información de Tecnología en Social Futuro.