A raíz de acontecimientos recientes, está de moda mencionar multitud de programas anti plagio para evitar caer en el error de copiar el trabajo de un tercero. También es común que estos mismos programas revisen tu gramática y ortografía.

En el ámbito del análisis ortográfico, gramática y algunas funciones adicionales tenemos multitud de programas como Ginger, Hemingway, Language tool o el más complejo Jetpack para WordPress. Alguna como “Language Tool” es multilingüe y funciona da manera sencilla con un plugin de Google Chrome que lo hace compatible con cualquier editor online que se utilice.

¿Pero y si ese programa, además de ayudarte a evitar plagio, te ayuda a mejorar tu forma de expresarte como si tuviéramos al lado a un amigo erudito de las letras soplándonos sinónimos y expresiones mejoradas a todo lo que vamos escribiendo?

Una aplicación que promete cumplir esa premisa es Grammarly https://www.grammarly.com/, nombre fácil de recordar e inteligente. Existen unas cuantas aplicaciones y soluciones de comprobación de texto online que revisan tus artículos para comprobar que sean fáciles de leer, sin errores gramáticos o de ortografía pero Grammarly va un paso más allá aumentando también tu capacidad para seleccionar palabras y expresiones adecuadas. Además de contar con un buen revisor de gramática y online en tiempo real, Grammarly te ayuda a corregir los problemas más comunes  y vicios que se comenten a la hora de escribir como pueda ser utilizar palabras en exceso, frases repetidas, clichés y redundancias y hasta lo monótono que puede resultar una frase o párrafo.

Para ello ofrece en tiempo real sugerencias como puedan ser sinónimos de palabras que encajan mejor o puedan expresar mejor lo que tratas de transmitir, expresiones alternativas, etc. A todo esto se une su capacidad de escanear la red en busca de posibles similitudes con otros textos y tratar de evitar en lo posible el plagio de otro escrito.

 

La pega de todo esto y muchas aplicaciones basadas en la nube es que actualmente Grammarly no tiene soporte en Español. Es una aplicación creada desde cero y pensada exclusivamente para el idioma inglés, aunque abierto a que en el futuro pueda expandirse. A juzgar por lo que indica la sección de preguntas frecuentes de Grammarly, puede que pase mucho tiempo hasta que una versión en otro idioma que no sea inglés vea la luz: https://support.grammarly.com/hc/en-us/requests/new#/feature-request/other-language-support/

Evidentemente, el hecho de que Grammarly sea la solución más viral del momento no significa que sean los únicos que han pensado en una solución de mejora de la escritura. Una alternativa que hemos encontrado en internet es la de ProWritingAid https://prowritingaid.com/, que ofrece una versión premium desde solo 50 dólares al año. La ventaja de ProWritingAid es que tienen una versión Español en mente y ya funciona en una versión Beta con un complemento de Word, complemento de Google Docs y un editor online. Por lo que he podido probar por encima, creo que aún tiene carencias, no reconociendo algún vocabulario, pero la versión en Español está de momento limitada. Entiendo que es una versión Beta y el sistema editor online es completamente distinto y limitado. Habrá que esperar a ver cómo evoluciona esta y otras alternativas en Castellano.

Cómo puede ayudarnos Grammarly

Grammarly es una herramienta excelente y extremadamente útil en el mundo corporativo donde es frecuente el contacto con colegas, partners, distribuidores, etc. que solo hablan inglés. Así mismo, una buena o mala redacción puede marcar la diferencia a la hora de conseguir objetivos como cerrar un trato con una empresa o que te concedan una subvención. Se me ocurren infinidad de situaciones en las que un estudiante universitario pueda sacarle partido también pero lo más importante es que Grammarly te permite escribir con confianza tal como reza el eslogan de su anuncio. Permite desatascar esa fluidez a la hora de escribir en inglés que tienen muchos estudiantes. ¡Que mejor que escribir para practicar! Os dejo debajo un enlace para poder probarlo de forma gratuita.

Me interesa vuestra opinión

En pleno auge de los servicios en la nube, las herramientas de “enhancement” de nuestra propia escritura como Grammarly hacen que aflore otra pregunta. ¿Estamos ante una herramienta que nos permite hacer trampa? ¿Podemos establecer un símil entre herramientas de mejora de la escritura y el dopaje de un deportista?

¿Qué opináis de las herramientas de mejora de la escritura? ¿Podría seros útil en vuestro día a día en el trabajo? ¿Creéis que desvirtúa la autenticidad de la escritura creativa?
No dudéis en dejarme vuestros comentarios.