El presidente norteamericano Donald Trump, planea bloquear al servicio de vídeos cortos TikTok de operar en los Estados Unidos.

Amenaza de prohibición de los Estados Unidos a Tik Tok

Tik Tok, el servicio de vídeos cortos de éxito mundial

Tik Tok es un servicio chino para redes sociales que permite crear y compartir vídeos cortos de hasta 15 segundos. El servicio pasó a estar disponible desde 2018 para todo el mundo tras fusionarse con la red social también china, Musical.ly. Desde este momento, se convirtió en una aplicación de gran expansión y penetración rompiendo records de descarga en todo el mundo. Está también entre las 10 aplicaciones móviles más descargadas de los últimos 10 años en Android y iOS.

Nuevo baneo de Estados Unidos a una empresa China en su territorio

En medio de un creciente clima de tensión militar, el gobierno de la India decidió prohibir Tik Tok junto con varias otras aplicaciones chinas hace unas semanas. Varios fabricantes de aplicaciones del país oriental están acusados de ser una amenaza para la seguridad nacional, entre ellas Tik Tok. Tras la continuada beligerancia ejercida contra el fabricante de hardware Huawei durante el último año, ahora es el gobierno de Trump el que ha fijado de nuevo el objetivo en una empresa China.

Tik Tok es propiedad de la empresa China ByteDance. La empresa de Bejing ha despertado el interés del gobierno de Trump. Considera que podría estar recopilando información sobre ciudadanos norteamericanos para entregarlos posteriormente al gobierno chino. Las sospechas puedan parecer racionales en un primer momento al tratarse de una empresa que opera en el país de la democracia de un solo partido. Sin embargo el gobierno de Trump no ha aportado pruebas reales al público que sostengan esta desconfianza. Mientras tanto, tecnológicas norteamericanas como Amazon, Google y Facebook entre otras tienen ya condenas firmes de la propia justicia nortemericana por no respetar la privacidad de sus usuarios.

Posible compra parcial de Tik Tok por parte de Microsoft

La administración Trump ofreció a ByteDance la opción de realizar una desinversión del servicio Tik Tok para que las operaciones en Estados Unidos de este servicio fueran gestionadas por una empresa norteamericana. De esta manera, según el gobierno de Trump, se protegerían los datos de usuarios de Tik Tok norteamericanos. La propia Microsoft confirmó hace un par de días que estaba en negociaciones con ByteDance para la compra parcial de ByteDance. La compra se realizaría para comprar los servicios de Tik Tok en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

El éxito de un acuerdo dependería directamente del propio gobierno norteamericano teniendo que cumplir con unas condiciones que aseguren siempre la privacidad de los usuarios. Microsoft ya se ha comprometido a revisar por completo la seguridad de la plataforma en caso de llegar a un acuerdo de compra. Por el momento ByteDance y Microsoft se han puesto como fecha límite el 15 de septiembre para llegar a un acuerdo.

Una guerra fría tecnológica

El Gobierno chino ha respondido con bastante claridad a todo este asunto. Considera que la obligación de vender el servicio Tik Tok se basa en acusaciones sin pruebas. Es por ello que amenazan con la posibilidad de adoptar medidas similares.

Mientras que las tensiones entre China y Estados Unidos crecen, Trump ha aprovechado para comentar en rueda de prensa que el gobierno norteamericano debería poder llevarse un porcentaje del montante de la adquisición. Este comentario ha despertado la ira de la prensa china que rápidamente ha acusado al gobierno norteamericano de ser un país deshonesto. El medio de comunicación China Daily califica de robo a las amenazas y chantaje efectuado a Tik Tok. El medio tilda de mafiosa la actitud del gobierno de Trump y asegura que China no permitirá jamás una adquisición de Tik Tok por parte de Microsoft. China considera la posible operación Microsoft-TikTok como un asalto y apropiación ilegítima de una tecnológica China.

Las cartas por tanto parecen echadas y la nueva política disfrazada de seguridad nacional de occidente parece destinada a alimentar una guerra fría tecnológica que sin duda ya ha comenzado. Estaremos atentos a los acontecimientos que rodean el asunto TikTok en las siguientes semanas.