El pasado 22 de febrero, Hughes perdió la vida tras estrellarse su cohete cerca de Barstow, California. Al parecer, como se vé en el vídeo que dejamos en esta misma publicación, el paracaídas encargado de frenar la caída se desprendió del cohete durante el lanzamiento. El evento se estaba filmando para la serie de televisión Homemade Astronauts de la cadena de televisión Science Channel.

 

Mike Hughes, conocido popularmente como “Mad Mike”, fue un conductor temerario (daredevil) cuyo mayor logro fue establecer un record Guiness por el salto de rampa más largo con limusina, un salto de 31 metros efectuado con un coche Lincoln Town en 2002.

Hughes alcanzó fama mundial desde hace unos pocos años por anunciar su intención de demostrar que la tierra es plana. Para ello montaba sobre unos cohetes como el que le ha llevado a la muerte, propulsados a vapor y construidos de forma casera por el mismo. El objetivo de lanzar estos cohetes era de alcanzar una altura de 1,5km para demostrar que la tierra era plana.

Un intento anterior de lanzamiento considerado “exitoso” el 24 de marzo de 2018, resultó en que alcanzó una altura de 572 m, realizando un aterrizaje forzoso en el desierto de Mojave.

No se entiende muy bien qué quería demostrar Mike Hughes y su equipo lanzando un cohete de forma temeraria a 500 metros de altura teniendo en cuenta que la delimitación de la atmósfera con el espacio está en aproximadamente los 100 km de altura. Incluso a esa altura siguen estando presente en parte partículas de la atmósfera terrestre.

El terraplanista Mike Hughes en noviembre de 2017

 

Los medios de comunicación ante la Tierra Plana y las hazañas de Mike Hughes

Antes de nada, a los encargados del canal de televisión por suscripción Science Channel sería interesante preguntarles si su idea de un canal de televisión de ciencia es el de un espacio para personajes excéntricos y raros en la línea del “Frikis Buscan Incordiar” de Javier Cardenas.

Dicho esto, de cara a la visibilidad que han dado los medios de comunicación en general a este asunto, existen 2 puntos sobre el que pararse a la hora de analizar la propuesta de Mike Hughes:

  1. La idea de poder demostrar que la tierra tiene curvatura lanzándose desde un cohete casero: Debemos tener en cuenta que la curvatura de la tierra no puede siquiera apreciarse con claridad desde la altura de 18.000 metros a los que llegaba a volar el avión supersónico Concorde (a pesar de que algunos pasajeros dijeran lo contrario). Resulta difícil entender cómo un cohete que ha alcanzado 572 metros de altura en su mejor intento puede servir para otra cosa que para generar un efecto cómico. A pesar de ello, existe una comunidad de usuarios entusiastas de las conspiraciones que dan cierta credibilidad al proyecto a largo plazo de Hughes porque no comprenden ciertos conceptos básicos de ciencia como para entender una representación de las dimensiones de la tierra en relación con las distancias propuestas en el proyecto de Mike Hughes. La comicidad con la que los medios de comunicación han tratado las extravagancias de Hughes nunca se han orientado a tratar de explicar la premisa equivocada del proyecto aportando algún dato educativo para los más jóvenes.
  2. La premisa de que una persona cualquiera demuestre algo si es esa persona quien observa un hecho: Este punto por si solo es suficiente para echar abajo cualquier teoría terraplanista pero en este caso cobra especial relevancia. Los entusiastas de la Tierra Plana suelen mencionar con frecuencia el “método científico” como la metodología por la cual se rigen sus experimentos. El problema es que citan el proceso sin conocer la definición del mismo debido al problema de desinformación amplificado que se ha producido desde las redes sociales. Según la lógica de los seguidores de Hughes, el hecho aislado de que una persona cualquiera como Hughes observe que la Tierra es Plana, es más relevante que millones de pruebas que ya han demostrado lo contrario entre los que ya se incluyen que algunas personas hayan observado la forma de la tierra desde el espacio.

 

Teoría de la Tierra Plana

 

Incitando experimentos irresponsables

Es difícil entender como en un país que presume de ir por delante de los demás en prácticamente todo, se le permita a un individuo fabricar un cohete para lanzarse sobre el a 500 metros de altura. Los lanzamientos de Hughes eran programados y anunciados teniendo que mover su plataforma de lanzamiento en algún caso para encontrarse en suelo privado y evitar que las autoridades impidieran el lanzamiento.

Obviando el hecho ridículo de que en un país como EEUU, a un hombre se le haya permitido poco menos que suicidarse montado sobre un cohete, era cuestión de tiempo que ocurriera alguna desgracia producida por la moda conspiratoria más popular del momento en internet. A pesar de lo trágico de la noticia, no creo que sea acertado pasar por alto lo terriblemente irresponsable y desacertado del movimiento así como proclamar la valentía de una persona que se dice que luchaba por algo en lo que creía. Ya se están produciendo homenajes por todo el mundo al “hombre valiente” que era Hughes y que según muchos de sus seguidores, luchaba contra el sistema impuesto por nuestros gobiernos para enmascarar nuestra realidad y privarnos de nuestra libertad. Sin embargo, no es imposible que vuelva a repetirse alguna desgracia innecesaria de este tipo y es el propio Hughes el que a posteriori puede motivar a otros jóvenes a continuar con otros experimentos igual de absurdos.

Tras la muerte de Hughes, uno de sus representantes comentó que utilizaban el tema de la “Tierra Plana” como un elemento de puro marketing llegando a decir: “La Tierra plana nos permitió obtener tanta publicidad que seguimos adelante. Sé que no creía en la Tierra Plana y era tan solo un truco publicitario“.

¿Es que alguien pensaba lo contrario?

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Visita nuestra sección Sociedad de la Información

Los mejores descuentos y ofertas Top Ventas en Cine