Se venía rumoreando en las últimas semanas aunque ahora ya es oficial. Los organizadores de la exposición electrónica de consumo E3 acaba de confirmar que el evento de este año no se celebrará al mismo tiempo que ya han confirmado que se encuentran inmersos en la planificación del e3 2021.

Electronic Entertainment Expo 2020

En un comunicado, los responsables de la convención explicaron que el evento no se celebraría tras consultar con todas las compañías miembros sobre las preocupaciones relativas a la seguridad y salud de empleados, expositores y socios del E3 que asistirían al evento. A pesar de la difícil decisión de cancelar un evento de estas características, han considerado que las crecientes preocupaciones sobre el Coronavirus (COVID-19) han pesado más que cualquier otra consideración a la hora de evaluar las posibilidades de celebrar el E3 2020.

La noticia resulta muy desafortunada para los aficionados al mundo de los videojuegos y podría ser un golpe definitivo a un evento que venía sufriendo los desplantes de editores importantes como Sony que ya el año pasado dejó de asistir a la convención. Otros distribuidores de videojuegos como EA o Activision ya habían reducido su participación en los últimos años. Resulta sospechoso en estos distribuidores que esta reducción en la participación de un evento como el E3 coincida con una etapa de transición y fin de ciclo de las consolas de actual generación, teniendo menos novedades y títulos exclusivos que mostrar a la audiencia. Gran parte de la comunidad de aficionados a los videojuegos vienen acusando a estas compañías de ser tremendamente egoístas tanto en sus propuestas como en su manera de actuar prepotente y siempre descuidada hacia los fans.

No se sabe hasta qué punto la actitud de editores como Sony han podido influir en la decisión precipitada de cancelar el E3 pero si sabemos que los propios responsables del evento han comentado el hecho de la menor participación de algunos distribuidores.

Otros eventos del juego, como la GDC (Game Developers Conference) y numerosos torneos de deportes electrónicos, ya se han cancelado debido al coronavirus pero se esperaba que el E3 se salvaría debido a que se celebra en junio.

Con la confirmación de esta cancelación, otros eventos similares como la Gamescom Europea o el Tokyo Game Show de Japón que se celebran en agosto y septiembre respectivamente, podrían ganar peso con respecto al E3 de cara a los próximos años.