El nombre de dominio o dominio de internet, como se explica en el artículo ¿Por qué necesito un hosting?,  es el nombre que identifica a tu sitio Web en Internet.  Si tienes un negocio llamado Carnicería López, querrás tener un dominio en internet como carnicerialopez.com. Pero, ¿Has pensado en la posibilidad de que pudieras perder el nombre de dominio que representa a tu empresa por no haberlo contratado siguiendo los pasos correctos?

Nombre de dominio en Internet

La facilidad para registrar un nombre de dominio y el descuido

El primer dominio de extensión .com, se registró en 1985. Sin embargo el registro de los nombres de dominio comenzaron a popularizarse en la década de los 90. En 1992 se habían registrado menos de 15.000 dominios en todo el mundo, casi todos .com. Según WhoisDataCenter.com, en la actualidad se registran 150.000 dominios al día, 10 veces más solo en un día. Según un sondeo de este mismo organismo, en el primer trimestre de 2017, había más de 400 millones de nombres de dominio registrados.

En mi experiencia de consultor, he podido observar cómo con el paso de los años, el usuario más experimentado ha ido perdiendo cada vez más el cuidado y meticulosidad a la hora de contratar y reservar el dominio en internet. A medida que ha aumentado la facilidad para el registro, ha bajado la atención prestada a los pequeños detalles. Debido a la facilidad para registrar y al insignificante precio de los dominios, el usuario y muchos Webmaster, prestan poca atención a cómo debe contratarse un dominio y qué datos son relevantes a la hora de contratarlos.

Lo más importante a la hora de contratar un dominio en internet, es asegurarse de tener el control del mismo a posteriori y no perderlo. Puede sonar obvio, pero un gran porcentaje de usuarios, registra el dominio a nombre de un tercero o con datos incorrectos. Cada año expiran millones de dominios. En muchos casos, ocurre de forma accidental. Puede darse el caso de que  los dueños no hayan recibido los avisos de que el dominio está a punto de expirar. No se dan cuenta de que están en el proceso de perder su preciado dominio. Cuando finalmente se dan cuenta, el nombre de dominio ya ha cambiado de dueño y es demasiado tarde.

 

3 Consejos para contratar un dominio en internet

  1. Contrata siempre el dominio a tu nombre o a nombre de tu organización. Los nombres de dominio tienen unos registros de contacto asociados. Los contactos principales son 4 en el caso de los dominios más importantes .com, .net, .org. Los contactos son el del propietario, administrativo, técnico y facturación, los cuales indico al final de este artículo, para que son cada uno.
  2. Elige con cuidado el proveedor o registrador del dominio. Elige un registrador de dominio de ámbito nacional y asegura que recibes respuestas de su departamento de soporte. Si es un proveedor/distribuidor el que gestiona tus dominios y no un “registrador autorizado”, asegúrate que te indica quién es el registrador y de que existe un método de emergencia para tener el control del dominio en caso de que ocurra algo con el proveedor.
  3. Bloquea tu dominio. Utilizar el “Domain Lock” (Bloqueo de dominio), es un requisito fundamental para mantener tu nombre de dominio protegido. Puede ocurrir que una empresa con malas intenciones, te envíe lo que parece una factura legítima para renovar tu dominio. En realidad, lo que buscan, es que sigas sus indicaciones para conseguir transferir el dominio a su control. Con el Domain Lock activado, es más difícil recibir este tipo de correos y en cualquier caso, es más complicado llevar a cabo un intento fraudulento de traspaso de dominio.

Scam - Robo de Dominio

3 Cosas que evitar si tienes un nombre de dominio

  1. Nunca utilices un correo electrónico en tu dirección de email que no sea accesible o que no esté bajo tu control directo. Cualquier cosa importante que ocurra con tu nombre de dominio, ocurrirá siempre a través del correo electrónico. El mejor consejo es utilizar un correo electrónico del propio dominio. De esa manera siempre estarás en control del destino final de esos Emails, pudiendo incluso crear el buzón de Email si no existiera.
  2. Nunca dejes expirar un dominio si crees que pudieras estar interesado en utilizarlo o quieres transferirlo a otro registrador/proveedor. Es frecuente que algún cliente piense que su nombre de dominio quedará libre para registrar de nuevo al día siguiente de dejarlo expirar. Sin embargo, los dominios tienen un periodo de carencia pudiendo variar entre los 30 a 60 días. Las probabilidades de perder el dominio a favor de un tercero son altísimas en caso de dejarlo expirar. Aunque tengas el nombre de dominio atascado con un proveedor que no te gusta ni te deja realizar las gestiones que quieres de manera ágil, nunca lo dejes expirar. Busca la manera de transferirlo a otro proveedor de manera segura.
  3. Nunca contestes a Emails o aceptes realizar acciones relacionadas con el dominio sin consultar a tu proveedor. Un gran porcentaje de robos y pérdidas de dominio, se producen por contestar a Emails fraudulentos. La mejor táctica, cuando llega un Email pidiéndote realizar una acción desde un link, es iniciar sesión en el panel de control del proveedor del dominio y realizar las acciones pertinentes desde ahí. Nunca pinches en un enlace enviado a tu correo electrónico, pidiéndote realizar una acción sin antes verificar con el proveedor que es legítimo o si estar 100% seguro.
El Hosting Número 1 en España - WebEmpresa

Contrata un alojamiento Web y Nombre de dominio con todas las garantías en el Hosting Número 1 de España, WebEmpresa

Tipos de Contacto para un dominio

  • El contacto más importante es el del propietario (Organizational) y determina quién es el propietario del dominio. En caso de producirse un conflicto o disputa por un dominio, este contacto será la clave.
  • El segundo contacto más importante es el administrativo y tampoco debe descuidarse. El contacto administrativo debe ser asignado a un gestor administrativo del dominio. Es el contacto a través del cual se realizan habitualmente las gestiones de traspaso de dominio entre propietarios. En la práctica, aunque el contacto del propietario es “dueño” del dominio, todo el control del dominio se realiza a través del contacto administrativo. Es por ello que un contacto administrativo mal puesto, puede ser suficiente para perder el dominio. Debe de asignarse a una persona de confianza en la administración de la empresa o al propio dueño.
  • Los contactos técnico y de facturación pueden asignarse a vendedores y consultores, ya que no ejercen control sobre el dominio. Su finalidad es la de servir de enlace entre empresas para comunicar cuestiones técnicas relacionadas con el dominio o de facturación.

 

¿Qué datos son imprescindibles tener a mano a la hora de contratar un dominio?

  • Un Email de contacto. Imprescindible que sea un correo electrónico accesible por el propietario (¡Dato importante!).
  • Un Teléfono de contacto. Imprescindible que sea un teléfono accesible por el propietario (¡Dato importante!).
  • El nombre de la organización o propietario, dependiendo de si el dominio va a estar a nombre de una empresa o una persona física.
  • El NIF o CIF. El NIF si el dominio está a nombre de una persona física. El CIF si el dominio está a nombre de una empresa.
  • La Dirección postal de la empresa o propietario.
  • El nombre de contacto o administrador de la empresa.

 

¿Estás de acuerdo con este artículo? Me interesa tu opinión. ¡No olvides dejar tu comentario!

 

¿Te ha parecido interesante esta publicación? Visita nuestra sección de Tips desarrollo Web en Social Futuro para más publicaciones como esta.

———————

¿Tu Web está infectada o Hackeada? ¿Tienes una Web WordPress, Joomla, Prestashop o similar y no sabes cómo actualizarla? ¿Quieres blindar tu Web contra ataques o malware? Contrata el mejor servicio de Vigilancia, Limpieza y Protección Web del mercado.