Las redes sociales son una parte integral de la sociedad contemporánea. La información se proporciona desde una de las muchas plataformas divulgando noticias todas horas del día. Esta noticia puede venir de todos los rincones del mundo y de cualquier tipo de autor. Un ejemplo es la difusión de información errónea en las redes sociales. Pero, curiosamente, es Twitter una de las plataformas que más está atajando las fake news.

Twitter y la desinformación

El peligro en la era de la desinformación

Las fake news pueden provocar consecuencias graves en las distintas sociedades. Con respecto a Twitter en particular, es interesante ver que es utilizado por muchos usuarios de distintos perfiles y que es capaz de capturar la atención con tan solo 280 caracteres en un mensaje. Este mismo mensaje puede propagarse a una velocidad abismal al ser compartido por otros usuarios. Limitar información errónea e indicar qué tweets son incorrectos puede educar mejor a los usuarios y protegerlos de algunos de los posibles daños.

Las soluciones actuales tienden solo a determinar la validez utilizando algoritmos de aprendizaje automático basados en participación y comparación del contenido de un tweet con artículos de noticias. Sin embargo, los tweets controvertidos con diferentes opiniones pueden ser inconclusos en muchos casos, lo que hace que muchas soluciones puedan fallar. Aún así, se sabe que esta es una de las plataformas que más se está poniendo en auge para hacer frente a la desinformación, en comparación con otras como Youtube o Instagram. Es posible que en un futuro se pueda desarrollar un algoritmo más robusto que ayude a disminuir toda clase de publicaciones que puedan causar daños en una sociedad

El liderazgo de la plataforma ante noticias y bulos

Twitter sigue desempeñando un papel de liderazgo en todo el mundo sobre todo si se habla de diseminación de información. Un gran ejemplo vendría a ser el de las elecciones presidenciales de EEUU en 2020. Esta red social se puso en pie para advertir a los usuarios acerca de ciertos hashtags noticias que compartían información falsa sobre las elecciones. Lo mismo ocurrió con la llegada de la pandemia por el COVID-19, mostrándose una etapa de “infodemia” por la cantidad de información falsa que circulaba. Muchas personas compartían datos erróneos acerca de la pandemia, pero la plataforma ya advertía al usuario de la veracidad de dichas afirmaciones. Hay que recordar que en épocas de crisis es cuando más desinformación sale a la luz con la intención de obtener explicaciones ante lo que está pasando. Es ahí cuando surgen diversas teorías de la conspiración y bulos que nada se asemejan a la realidad.

Actualmente, Twitter tiene un estimado de 330 millones de usuarios activos cada mes. Es una cifra que puede sorprender si se piensa en la cantidad de información que se comparte cada día. De por sí, el público que frecuenta esta red suele ser joven y con estudios. En otras plataformas como Facebook o WhatsApp es más complicado controlar la información falsa o dudosa debido al vínculo estrecho que se tiene con los contactos a los que se comparte la información. Se anima a visitar nuestra web para conocer más de información verídica.

 

Consultores Tecnológicos - Servicios Informáticos Globales Online