Nadie puede negar hoy día el poder que tiene la «Red de redes» para transformar la vida y el pensamiento de las personas, enriquecer el conocimiento y reducir, en cierta manera, ciertas desigualdades de acceso a la información y a la actualidad. Hasta ahora todo parecía ir sobre ruedas, pero desde hace un tiempo el mal uso de la Red por ciertos colectivos, personas y poderes que han querido sobreexplotarla, dividirla y socavarla, puede provocar un riesgo real de desperdiciar ese potencial. Esto es debido a la inclusión y casi normalización de noticias falsas, violación de la privacidad o manipulación de distinto tipo, entre otros, como así ha indicado de una forma airada, Tim Berners-Lee, el creador de la web (o la World Wide Web) y percusor de la idea de una distopía digital.

Distopía Digital

¿Qué es exactamente la distopía digital?

Una distopía o utopía, en general se refiere a un estado imaginado o creado de alguna manera, como un cómic, una novela, un relato… En el caso que atañe a la noticia, esta distopía se refiere a la imaginación de un escenario, al que se podría llegar en relación a Internet.

¿Qué propone el creador de la web mundial o World Wide Web para luchar contra la distopía digital?

Tim Berners Lee propone una solución llamada por él mismo como «contrato global». Esta solución tiene como objetivo principal mantener el conocimiento disponible de una forma libre, asegurando que: «La búsqueda del beneficio no vaya en detrimento de los derechos humanos y la democracia». El documento propone hasta nueve principios fundamentales para la salvaguarda de la Red, como son:

– Asegurar que todos puedan acceder a Internet.

– Mantener la información disponible todo el tiempo en varias fuentes a la vez.

– Respetar la privacidad de todas las personas y sus datos.

– Asegurar una conexión a Internet rentable y asequible para cualquiera.

– Construir lo que se conoce como la confianza en línea, siendo todos responsables de mantener la privacidad de los demás.

– Desarrollar tecnologías que estén al lado de lo mejor que es capaz de hacer la humanidad.

– Posibilitar a los ciudadanos la oportunidad de colaborar y crear dentro de la Red.

– Construir comunidades que sean fuertes, con valores, que sean capaces de respetar la dignidad de las personas.

– Para finalizar, Berners-Lee anima a las personas a que luchen por Internet.

Actualmente, este contrato tiene el apoyo de más de 160 organizaciones de prestigio a nivel internacional, de todos los ámbitos de la sociedad; desde grandes empresas a asociaciones no gubernamentales e, incluso, algunos estados. También individuos de forma particular se están añadiendo a la defensa de esta propuesta.

En definitiva, estamos ante un momento clave para la continuidad de Internet tal y como la conocemos desde sus inicios. Según Tim Berners-Lee, el momento es crítico, es el momento de actuar. Como se ha visto, tanto a nivel de empresa como a nivel particular, todo el mundo puede y debe inmiscuirse en preservar la Red y en frenar esta distopía digital en la que se está convirtiendo. ¿Te unes? Comenta tus impresiones en nuestra web.