Fintech es la tecnología e innovación que tiene como objetivo competir con los métodos financieros tradicionales en la prestación de servicios financieros. Las empresas Fintech han supuesto una verdadera revolución para la economía, aunque todavía se duda de su capacidad para sobrevivir a la situación actual de crisis económica. Repasamos su origen y evolución antes de realizar una valoración sobre su futuro más inmediato.

Fintech y el Sector financiero.

Creación, evolución y crecimiento de las Fintech

Estas empresas que unen la tecnología con las finanzas, surgieron a principios de la década de los 90 del pasado siglo. En sus inicios, era complicado determinar a qué se dedicaban exactamente, aunque con el paso del tiempo se aclaró que entre sus servicios se incluyen:

· Préstamos y créditos.

· Operaciones bancarias como pagos, transferencias y similares.

· Inversión.

· Banca personal.

· Operaciones con divisas.

· Blockchain, la cadena de bloques usada con el bitcoin como modelo a aplicar en el futuro de la banca.

Es probable que ya tengas cuenta en algún banco sin oficinas físicas que opera exclusivamente por Internet, en el que no pagas comisiones y al que puedes acceder cómodamente usando tu teléfono móvil.

Rapidez, seguridad y la máxima transparencia son las tres características más reconocibles de este tipo de empresas. Sin embargo, diversos contratiempos han provocado que un futuro prometedor se haya convertido en una incertidumbre constante.

Situación actual

A nivel mundial, el porcentaje de implantación es del 33 %. En países como China alcanza un 69 % y en Bélgica un 13 % siendo este país el que menos confía en esta alternativa. En España, un prometedor 37 % nos convierte en una de las naciones que parece haber apostado de forma progresiva por esta nueva forma de gestionar nuestros ahorros.

Sin embargo, y a pesar de que en 2019 se crearon hasta 400 empresas de este tipo en nuestro país, en 2020 se ha confirmado el cierre de cientos de ellas por lo que la duda planea sobre la evolución lógica de estas entidades. La pandemia de coronavirus ha provocado dos tendencias entre los economistas de los países desarrollados:

· La primera considera que son la mejor alternativa al permitir las transacciones financieras en un tiempo récord y acortar los plazos. La adaptabilidad al mundo digital de cada banco será fundamental para ofrecer liquidez a sus clientes y conseguir así paliar los efectos de una crisis económica de incierto resultado.

· La segunda confirma también el crecimiento en los países civilizados, pero no obvia el aumento de los delitos cibernéticos que bien pueden provocar el temor de los clientes potenciales de estas empresas. Se considera imprescindible la inversión en ciberseguridad, una regulación más específica y un marco legal para aumentar la confianza en esta alternativa.

Quizá la respuesta a la pregunta que le da título al presente artículo se encuentre en esta última tendencia. La tecnología puede ayudarte a gestionar tu capital de forma más fácil, pero dependerá de la evolución de la economía mundial, y de la seguridad ofertada, que una Fintech se pueda convertir en tu banco habitual. Estaremos atentos a las evoluciones de este sector en un futuro próximo en Social Futuro, tu blog de noticias tecnológicas.