La aplicación Zoom de Facebook ha sido uno de los grandes fenómenos en el territorio de las aplicaciones durante la pandemia. Un sorprendente éxito de esta plataforma de videoconferencias convertida en aplicación estrella para millones de personas de todas las edades que se han conectado para realizar vídeos grupales en familia, grupos de amigos, reuniones de trabajo e, incluso, celebraciones, durante los meses de confinamiento.

Oficinas de Zoom Video Communications

La lucha por no quedarse atrás

Este hecho no ha pasado desapercibido para las principales compañías mundiales de tecnología, dispuestas a replicar los éxitos de sus competidoras e integrarlos en sus plataformas. Así, a finales de abril la prensa internacional informaba de que la red de Zuckerberg presentaba su nuevo servicio Messenger Rooms. Casi al mismo tiempo, Google ofrecía su -hasta el momento, de pago- el servicio de videoconferencias Google Hangouts Meet de forma gratuita. Parece que la lucha por no quedarse atrás ante la nueva demanda de servicios de videollamadas acaba de iniciarse.

Pero ¿cuáles son las diferencias entre Messenger Rooms y Zoom? Messenger Rooms es un servicio gratuito que no requiere de cuenta activa en Facebook y que permite hasta 50 usuarios conectados a la vez en una misma reunión grupal. La diferencia más notable es que sus videollamadas no tendrán limitación de tiempo; Zoom, por su parte, reduce a cuarenta minutos la duración de sus reuniones.

En la nueva aplicación de Facebook también se pueden crear salas específicas para usuarios. La compañía pretende así distanciarse de otras aplicaciones similares dándole a Messenger Rooms un enfoque más social y cercano, en sintonía con su popular red social. Esta aplicación ya está disponible en este enlace para conocerla mejor.

La comunicación en tiempos del coronavirus

Con todo, no resulta llamativa la rápida respuesta de Facebook ante el ascenso de Zoom. Algo lógico a tenor de las sorprendentes cifras que ha conseguido esta, hasta ahora, específica plataforma. Zoom Video Communications se dirigía básicamente al sector empresarial ofreciendo un servicio de reunión online con alrededor de unos diez millones de usuarios. Durante el mes de abril esta cifra se disparó a trescientos millones. Un éxito sin precedentes que incrementó notablemente las acciones de la compañía.

Sin embargo, Google no quiso quedarse atrás y ofreció algunas de las funciones de su aplicación Google Hangouts Meet destinada al mundo empresarial para mantener en contacto a sus usuarios durante los meses de confinamiento.

La emergencia sanitaria actual ha cambiado la sociedad y su forma de comunicarse. Resulta notorio que personas de edad avanzada han aprendido a manejar este tipo de aplicaciones para comunicarse con sus familiares. Probablemente, a partir de ahora, las compañías comenzarán a perfeccionar sus servicios de videollamadas integrándolos en sus distintas aplicaciones y añadiendo extras para tratar de destacar en el mercado y fidelizar a nuevos usuarios. Una táctica que Facebook ya utilizó con la irrupción de Instagram o Twitter.

Surgirán aplicaciones alternativas para distintos tipos de usuarios tratando de conseguir su lugar en el territorio de las videollamadas. Sin duda, Social Futuro seguirá con interés la evolución del Messenger Rooms de Facebook y otras aplicaciones de uso similar para analizar sus ventajas e inconvenientes. ¡Permanece atento a nuevas informaciones!