En su relación con la tecnología más puntera, el ser humano conectado a un ordenador a través del cerebro es uno de los proyectos más ambiciosos e innovadores que están en marcha. Neuralink es la empresa que ya está trabajando para que las personas puedan aprovechar mejor el potencial neurológico de dicho órgano. Todo gracias al vínculo mediante interfaces que unen al hombre con la máquina en el denominado encaje neural. Pero ¿cómo es exactamente esta idea y qué es lo que pretende como objetivo final? y ¿quién está detrás de ella?

Neuralink

Neuralink

Esta compañía está investigando una posibilidad que bien podría ser digna de una película de ciencia ficción. Pero no, es la pura realidad de la Inteligencia Artificial. Lo que estudia es cómo instalar un sistema en el cerebro humano que permita aumentar las capacidades cognitivas al existir una conexión con computadoras. En términos más concretos, se trata de implantar una serie de electrodos en dicho órgano. Fruto de este primer paso se puede establecer un enlace inalámbrico a unos ordenadores.

De esa forma, tanto los pensamientos como los conocimientos de una persona se pueden cargar y descargar en la máquina a la que está conectada. Ese encaje en las neuronas potencia la función cognitiva humana, pues actúa como una capa más, pero de IA. Sería todo un avance porque permitiría obtener de manera rápida nueva información o nuevos datos sin la necesidad de aprenderlos, como siempre se ha hecho.

Actualmente, la empresa ya desarrolla unos interfaces que conectan cerebros y máquinas mediante un gran ancho de banda. En su laboratorio, ubicado en el estado de California, la firma propiedad del empresario Elon Musk está registrada como una compañía de investigaciones médicas. ¿Por qué? Uno de sus objetivos de futuro tiene mucho que ver con ello…

El proyecto de Elon Musk

De origen sudafricano pero nacionalizado estadounidense, Elon Musk es un reputado físico e inventor que ahora está centrando sus esfuerzos en ayudar a la humanidad a través de este proyecto de Inteligencia Artificial, robótica y Medicina. Sí, este último ámbito también entra en la ecuación, ya que el objetivo final del magnate norteamericano es ofrecer una solución más que interesante a esos pacientes que tienen problemas o enfermedades neurológicas como la epilepsia o el Parkinson.

Musk cree que si se aplican tecnologías vanguardistas, como la IA, al cerebro humano, es posible conseguir algo tan útil y relevante. La clave está en perfeccionar ese llamado encaje neural, algo que igualmente ayudaría a descubrir cómo el órgano se encarga de almacenar el conocimiento. Además, este punto es esencial para saber cargar la información en el formato correcto. Hasta aquí, poco más ha trascendido desde las instalaciones de la empresa.

En definitiva, Neuralink facilitaría mucho la actualización cognitiva del cerebro como si este fuese un software informático. Ahora bien, ¿las dudas que plantearía por esa intromisión tecnológica en el ser humano serían un problema? Si esas metas se alcanzasen con éxito, ¿triunfarían estas versiones de cyborg en la humanidad? Un marasmo de incógnitas que, sin duda, ha de animar al lector a indagar en la web de este reputado personaje.