Internet es una ventana al mundo llena de posibilidades, pero con su propio lado oscuro para los niños. Los dispositivos móviles se han convertido en una herramienta de fácil acceso para los más pequeños de la casa. ¿Qué hacen las grandes compañías tecnológicas para protegerlos? Lo cierto es que este asunto en materia de ciberseguridad y tecnología sigue siendo una asignatura pendiente para la gran mayoría de ellas.

Seguridad de los niños ante dispositivos móviles

Niños y dispositivos móviles: ¿infancia segura?

Hoy día, sigue existiendo una evidente incapacidad de los gigantes de Internet para protegerse de los ataques cibernéticos. Los dispositivos móviles son una tecnología presente en todos los hogares del mundo. Controlar la totalidad de sus contenidos parece imposible, pero se hace necesario.

Empresas como Google, Facebook o YouTube continúan sufriendo ataques que vulneran sus códigos de seguridad. Esto significa que determinados contenidos nocivos llegan hasta los niños sin que nadie pueda hacer nada para evitarlo.

Entonces: ¿están seguros los niños en Internet? La respuesta es no. De hecho, los peligros más comunes en la red siguen siendo:

1. Contenidos nocivos y vídeos inapropiados: determinado material no apto para menores e ilegal sigue vulnerando la seguridad de estas grandes compañías tecnológicas. De hecho, determinados grupos de pedófilos utilizan estos canales para compartir imágenes obscenas con niños a otros depredadores sexuales. 

2. Personas desconocidas: este es uno de los riesgos más frecuentes, especialmente en cuanto a la moderación de contenidos se refiere. Estas plataformas están tratando de evitar que se monetice el contenido digital orientado al ámbito de la familia. Objetivo que no siempre se consigue, ya que las marcas se siguen quejando de ver cómo su presupuesto iba destinado a contenidos infantiles que, en realidad, escondían mensajes violentos y ofensivos.

3. Falta de control en la edad de los usuarios: lo cierto es que la mayoría de empresas tecnológicas no cuenta con este sistema de verificación. Esta es la razón principal por la que Internet está lleno de perfiles y cuentas falsas que no cuentan ni tan siquiera con el consentimiento parental. Adaptarse a la ley resulta caro y no todas están dispuestas a cambiar sus condiciones.

Tecnología y seguridad infantil

La revolución digital, así como la expansión de las redes sociales, ha permitido que los niños estén mucho más expuestos a determinados contenidos. El problema está en que la evolución de las tecnologías es mucho más rápida que la de la propia legislación.

La Ley de protección del menor está obsoleta, ya que solo regula la protección de los niños en los medios de comunicación tradicionales. Por lo tanto, otra de las asignaturas pendientes en esta materia es que la Administración sea consciente del problema, ejerciendo un papel mucho más activo. Los niños siguen sin estar totalmente protegidos en la red y tanto las empresas tecnológicas como los gobiernos deberían tomar medidas al respecto.

Social Futuro es una web de actualidad sobre dispositivos móviles e Internet que busca respuestas ante los comportamientos sociales consecuencia de la revolución digital en todo el mundo. Contenidos de calidad para mentes inquietas.