La computación y las nuevas tecnologías están en una constante evolución. Sin embargo, estos mundos parecen estar prácticamente en exclusiva reservados al hombre. Para poner en relevancia el papel que ha jugado, juega y jugará la mujer en este ámbito, así como en cualquier otro, se celebró el pasado 8 de marzo el Día de la Mujer.

Día de la mujer y las nuevas tecnologías

Mujeres, computación y las nuevas tecnologías

Como en cualquier otro sector, las mujeres que se han dedicado a tareas relacionadas con computación y digitalización han tenido que hacer frente a multitud de problemas que no afectaban a los varones. Es el caso de la brecha salarial, las actitudes machistas o los estereotipos de género, entre otros.

Sin embargo, buena parte de ellas han seguido luchando. Son numerosas las mujeres que no se han rendido ante las trabas que iban apareciendo en su camino. Y su lucha les ha llevado a triunfar en mundos antes reservados casi en exclusiva a los hombres, y en los que han terminado dejando su huella.

En la actualidad, muchas de las mujeres que trabajan en estos sectores han roto el techo de cristal. Gracias a ello, es cada vez más frecuente ver cómo cargos importantes de las principales empresas tecnológicas tienen nombre y apellidos femeninos.

Principales logros en computación y digitalización

Los éxitos en computación y tecnología con firma de mujer no son solo cosa de la actualidad. Ya hace más de 150 años de uno de los principales hitos de la computación, alcanzado por Ada Lovelace. Esta británica pasó a los anales de la historia gracias al diseño de una máquina analítica mecánica capaz de calcular funciones algebraicas en 1848. Gracias a ello, es considerada la madre de la programación informática.

Ya en el siglo XX, otro logro conseguido por una mujer fue la creación del lenguaje FORMAC, impulsor de todo el código de programación posterior. La mente que estuvo detrás fue la de Jean E. Sammet, científica informática estadounidense que se convirtió en una figura destacada en su país.

Mujeres que pasarán a la historia por su aportación a la transformación digital

Son muy numerosos los nombres de mujer que están detrás de los principales hitos relativos a la transformación digital. Uno de los más importantes de la historia, también entre los hombres, es el de la china Xia Peisu.

En una época convulsa tras sucesivas guerras, dotó a su país de una completa computadora poco después de la ruptura de las relaciones con la Unión Soviética en 1959. China contaba por aquel entonces con muy pocos recursos, pero la ayuda de Peisu puso la primera piedra de lo que el país asiático es a día de hoy en el mundo digital.

Otras figuras destacadas son Erna Schneider Hoover, que creó el sistema de digitalización de la conmutación telefónica aún empleado hoy en día; Mary Kenneth Keller, primera mujer doctorada en computación; o Margaret Heafield Hamilton, parte del equipo que creó el software de navegación del Apolo.

El pasado 8 de marzo, fueron muchos los que se unieron como todos los años al Día de la Mujer, colaborando una vez más y poniendo en relieve la importancia que ha jugado en la historia, en general, en la computación y las nuevas tecnologías en particular.