Las limitaciones de espacio y complicaciones que se suelen dar en la actualidad con los dispositivos actuales en cargas y descargas hacen que cada vez haya mayores deficiencias con los dispositivos alimentados con las actuales baterías de iones de litio. Especialmente en lo que respecta a limitación de autonomía y vita útil en lo referente a ciclos de carga, algo que no sucede en la batería de grafeno.

Batería de grafeno en 2021 - Nueva alternativa energética

Por ahora, estas cumplen su función, pero pronto habrá que buscar alternativas como las baterías de grafeno de las que se está hablando mucho en la actualidad. El grafeno consiste en una capa de carbono con solo un átomo de grosor. Es tan pequeño que es considerado bidimensional, algo que hace que sus propiedades cambien y se convierta en un superconductor de la electricidad.

¿Qué sucede con las actuales baterías y qué puede hacer una batería de grafeno?

La resistencia eléctrica interna es el motivo por el que las baterías cuentan con un límite de drenaje que no puede ser superado, ya que en este se les somete a mucho estrés y se incrementan las posibilidades de generar problemas.

El grafeno incrementa considerablemente su límite por su falta casi total de resistencia interna, que hace que casi no se caliente ni requiera ningún tipo de disipador. Las de grafeno contarían con un límite de drenaje muy alto, sin calor ni peligros y con alta carga eléctrica por ser un superconductor.

Baterías de litio mejoradas con grafeno

Actualmente, lo que se podría es crear una batería de iones de litio mejorada con grafeno para poder cargar y descargar grandes amperajes sin afectar a su longevidad ni suponer ningún peligro. El grafeno puede incrementar el número de ciclos de carga que soporta una batería.

Al ser un superconductor hecho con un elemento común, como la tierra, y que requiere de poca inversión en materias primas, sería una gran opción en el mercado de baterías. El problema es que crear las capas de un átomo de grosor supondría un problema para los fabricantes, incluso en lo que se refiere a la tecnología necesaria en la producción.

No hay actualmente medios suficientes para usar baterías de este novedoso material, sino que se podría hacer en combinación con las actuales baterías de litio mejoradas.

Evolución de las baterías de grafeno hasta ahora

A principios de 2020, ya había compañías pioneras para desarrollar este tipo de baterías, como Elecjet con su Apollo Traveler y los power banks «Real Graphene» de G-Pro. Pero más allá de ello, no hay ningún producto comercial, incluyendo portátiles o smartphones, que tenga esta batería. Se necesitarán algunos años hasta que se puedan comercializar.

El gigante chino GAC asegura que puede fabricar en serie la batería de grafeno, la cual proporcionaría hasta 600 km de autonomía en solo 8 minutos de carga. El primer vehículo que incluye esta batería es GAC Aion V, un SUV eléctrico de la marca. La producción en serie se prevé para septiembre de este año.

La batería de grafeno será una realidad en pocos años, aunque aún nos quedará mucho para ver estas baterías más rápidas y duraderas.

 

Consultores Tecnológicos - Servicios Informáticos Globales Online